¿Qué significa Thomas para tu hijo?

Thomas es un amigo de verdad. Inspirándose en las aventuras de Thomas y sus amigos de los libros y los episodios de televisión, tu hijo inventará sus propias historias de Thomas jugando con trenes. Así, empezará a aprender importantes lecciones de vida sobre cómo solucionar problemas y gestionar sus emociones.

Desarrollo físico

Habilidades sensoriales

Las imágenes, colores, voces, sonidos, texturas y lugares del mundo de Thomas despiertan los sentidos y la imaginación de los niños.

Motricidad fina

Al coger las locomotoras y activar sus funciones, los niños desarrollan la coordinación visual-manual y la destreza de los dedos.

Motricidad gruesa

El desplazamiento de los trenes por las pistas fomenta un juego activo en el que los niños mueven los brazos y las piernas.

Equilibrio y coordinación

Además de estar entretenidos creando sus historias de trenes, los niños no paran de ir de un lado a otro para colocar bien los vagones y, sin darse cuenta, mejoran su equilibrio y coordinación.

}

Desarrollo cognitivo

Curiosidad y descubrimiento

Al jugar con la gran variedad de funciones de los juguetes y al ver los episodios de televisión o las películas de Thomas, los niños sienten curiosidad por cómo funcionan las cosas y por saber qué mecanismos generan determinadas acciones.

Imaginación y creatividad

Al prestar atención a un episodio o un libro, los niños inevitablemente empiezan a crear sus propias historias ambientadas en el mundo de Sodor. Sus historias cobran vida jugando de forma imaginativa con las locomotoras, los accesorios y las pistas de Thomas.

Capacidad de razonamiento y resolución de problemas

A los niños les encanta imaginarse cómo funcionan las cosas. Es habitual ver cómo se concentran y experimentan mientras juegan con las palancas, las rampas y los cargamentos de los juguetes de Thomas y sus amigos.

Conceptos básicos de aprendizaje

Los niños se fijan en cómo el imán de una locomotora se conecta a un vagón y lo arrastra. Luego, empujan el tren por una rampa o un puente. Así, empiezan a entender conceptos como encima-debajo, dentro-fuera, deprisa-despacio, fuerza magnética y gravedad.

}

Desarrollo social y emocional

Compartir y cooperar

Al jugar a "trenes" con amigos —reales o imaginarios—, los niños pueden representar temas recurrentes en las historias de Thomas como la empatía, respetar los turnos, "trabajar" en equipo y muchas cosas más.

Escuchar y comunicar

Los niños, cautivados por las aventuras de Thomas y sus amigos de los episodios de televisión, los juguetes y los libros, aprenden a escuchar y se animan a imaginar conversaciones.

Expresión personal y confianza

En la isla de Sodor hay tantos personajes con personalidades distintas que los niños se dan cuenta de esta diversidad, lo que les ayuda a aceptarse a sí mismos tal como son.

Seguridad y felicidad

Cuanto más tiempo se entretienen los niños con las locomotoras de Thomas y sus amigos, más familiares se vuelven estos personajes. Con el tiempo, Thomas se convierte en un amigo de verdad y consigue hacer sonreír a todos los niños.

VOLVER AL PRINCIPIO
}